SER O NO SER

Escrito por Sumaq 02-12-2015 en Certámenes de belleza. Comentarios (0)

Hace un buen tiempo, les prometí este artículo. Siendo que por diversas razones (trabajo y estudios, entre otras), no pude entregárselos. Pero como “lo prometido es deuda”; aquí les dejo este texto, que contiene mi propia opinión y percepción; acerca de la participación de transexuales, en los diversos concursos de belleza.

La primera referencia de un transexual en un certamen de belleza femenino (o por lo menos, la más conocida); la tenemos con Jenna Talackova, de origen checo, quien llegó a participar en el Miss Canadá 2012, luego de mucha controversia y de ser aceptada su participación en el concurso nacional del país del norte.  Jenna se ubicó entre las doce semi – finalistas de dicho certamen; por lo cual y desde aquí la felicito.

Desde aquel entonces, quedó establecido un precedente; ya que la organización del Miss Universo, permitió que la ya antes mencionada concursara en un certamen propio de su franquicia, siempre y cuando esta, tuviera papeles (documentos) femeninos; con lo cual acreditar su condición de candidata.

Pero he ahí el debate y valgan verdades, para mí el tema no es tan sencillo; porque como dicen por ahí “no se tapa el sol con un dedo” y “todo hay que llamarlo por su nombre”.

La transexualidad es según los entendidos una disforia asociada a un deseo persistente de hacerse con las características físicas y los papeles sociales, que connotan el sexo biológico opuesto. Con lo que, apoyo mi posición de que el tema va más allá de simples documentos. Siendo así, que  a mi parecer ellos deben ser considerados, en el mundo de los concursos de belleza y en otros aspectos, como tales, sintiéndose orgullosos de su condición, tal cual como cualquier otro ser humano, desarrollándose como tales, con total libertad y sin ningún tipo de discriminación, asumiendo su condición tal de transexuales.  Con lo cual además y adentrándome en temas legales, me aúno a la idea de la oficina de pasaportes australiana, la cual en vez de discriminarlos con una sigla tal como la “F” o la “M”, respecto a su identidad sexual, les dio la letra “X”.

Lo mismo que las mujeres y varones, quienes en su condición de tales, pueden participar y desenvolverse en los roles y actividades que elijan como tales dentro de la sociedad, sin importar su opción sexual, religión o grupo étnico u estrato social. Ya que en este mundo hay espacio para todos y la diversidad, al igual que la verdad nos enriquecen.

Por eso aplaudo, la iniciativa de la organización del Miss International Queen (el denominado, concurso de belleza más importante para transexuales, en el mundo), por darles la oportunidad a distintas participantes del orbe, para realizarse como reinas de belleza, siendo orgullosas exponentes de su condición.  Haciendo un punto y aparte felicito a nuestra representante Dayana Valenzuela por su digna participación en el concurso internacional en mención y a la ganadora de su última edición Trixie Maristela de Filipinas (incluyo en la felicitación al país asiático; también).

Así que espero que cada quien participe en el certamen que le corresponda y… ¡Que viva la diversidad!

Hasta una próxima oportunidad…

Benyi

Imágenes e información, gracias a:

·  www.huffingtonpost.ca

·  www.abplive.in

·  A las organizaciones del Miss International Queen, Miss Canadá, Miss Universo y otras. Al igual que a distintos sitios de Internet y libros en general.